domingo, 29 de mayo de 2011

Sabes que acabará


Porque somos así de repunantes y estúpidos, y porque nosotros queremos saberlo TODO: a que hora llegaremos, que vamos a cenar, con quien estaremos mañana que va a pasar dentro de dos horas, voy a seguir así mucho tiempo, que me voy a poner, que quiero hacer, que película quiero ver (ya me sé el final de la película antes de ir a verla).

Y como no, siempre tenemos que elegir, primera fila en medio o al final, agua o cocacola, elige que vas a hacer con quien quieres estar, cómo, a que hora, a donde iras, con quien te vas a casar (¿Te vas a casar?)  donde vas a vivir, que coche vas a tener, gasoil o gasolina, elige joder! de una p*** vez... 

Todo para que después nos digan: Lo siento chaval, pero te equivocaste al elegir (después de lo cual vendrá una bronca de la de mi madre porque YA TE LO DIJE!... porque claro aquí todos saben elegir a la perfección menos tu, eso tenlo bien claro) 

 O bien: No mira es que eso no lo puedes hacer.

Y muy pocas veces nos dirán: FELICIDADES! HAS ACERTADO!... la vida es un eterno 

"Quien quiere ser millonario"

Solo que aquí no hay premio.















3 comentarios:

  1. No se tú pero lo que es yo no estoy dispuesto a sentarme en mi sofá y esperar que todos decidan por mi, si te equivocas intentas volver a empezar y si ya no hay vuelta atrás intentas que ese error se convierta en un acierto, jamas te rendirse
    porque arrepentirse es de estúpidos...

    ResponderEliminar
  2. A mi me da igual mañana.
    Y si ... y si no.

    La verdadera sensación de felicidad es cuando disfrutas en el momento. Haz tu vida una consecución de momentos felices.

    ¿Como?
    Mañana te lo digo.

    ResponderEliminar
  3. No sé porque pero el principio de este texto se me ha parecido bastante al de Trainspotting, tienen un aire, te has inspirado en él al hacerlo?:)
    respecto a lo de elegir, tiene razón el comentario de arriba o eliges tú, o eligen por ti y pasando de lo segundo...
    un beso!

    ResponderEliminar

Gracias infinitas por comentar.